ALUMNOS EXCELENTES.



María Martí Pi, estudiante de 4º de ESO del colegio Nuestra Señora de las Nieves, elegida por el Ministerio de Educación para participar en el Campus de Profundización Científica como premio por haber logrado una matrícula de honor en Secundaria.
Sor Carmen Prados saca petróleo del colegio Nuestra Señora de las Nieves, del que es directora. Por segundo año consecutivo ha colocado a una alumna de ese centro de Sant Jordi en el Campus de Profundización Científica para estudiantes de Secundaria que patrocina el Ministerio de Educación y Ciencia y que supone un premio para los chavales que sobresalen en el aprendizaje. Si en 2010 fue Marta Muela García, la que gracias a su matrícula de honor durante esa etapa educativa participó en la convocatoria, que entonces se celebró en Zaragoza, este curso le ha tocado a María Martí Pí, de 15 años y que está a punto de concluir el cuarto curso con una nota media de 10 en toda la ESO. Y por los pelos no ha sido también premiado Iván Orvay Senén, de 16 años, cuya media era unas décimas inferior. ''Es una chica humilde y sencilla que no alardea de nada'', se apresura a comentar Sor Carmen antes de que María, con el bocata envuelto en papel de aluminio, entre en el recibidor del colegio. Su curriculum la encuadra dentro de las lumbreras, pero salvo esa facilidad para sobresalir en los estudios, María Martí es una joven como cualquier otra de su edad: A la hora de leer se decanta por Bella y Edward, los vampiros que protagonizan la serie de Stephenie Meyer, aunque también le apasionan las novelas románticas de Federico Moccia. Escucha la música <<que pongan>>, sobre todo pop y rock, <<pero rap y clásica poco>>; le encantó Piratas del Caribe y quiere ir a ver X-Men, la Wii solo la toca de pascuas a ramos y pasa de la PSP o la Nintendo DS.
"A veces la abruman"
Hace poco creó un perfil en facebook aunque pasa poco por su muro: << sólo lo miro para las cosas básicas>>.  De hecho, no sabe ni el número de amigos que tiene, que deben ser un montón a tenor de lo que habla de ella Sor Carmen: <<no duda en ayudar a sus compañeros cuando se lo piden. A veces la abruman.
No es capaz de decir que no>>.
Los padres de María no han de desgañitarse para que apague la tele y empieza a hincar los codos: << Ya me pongo yo>>, afirma la joven.
El sueño de todo progenitor. Adora las matemáticas y la biología, que por algo quiere convertirse en médica cuando sea mayor (en la actualidad se inclina por la Traumatología, << pero va por etapas>> ), y le surge una mueca de agobio cuando menciona la educación física. No obstante, practica natación dos veces a la semana, pero sin afán de competir.
¿Se siente un bicho raro por completar la Secundaria con esa impecable matrícula de honor? Parece que no:
<< a veces oigo comentarios punzantes, pero es cuestión de acostumbrarse>>

OPINIÓN DE DICHOS ESTUDIANTES:
María Martí Pi:
" Estudiar es un esfuerzo continuo, es ser constante"
" Es necesario estudiar para conseguir un futuro mejor. Estudiar no es sólo aprender conocimientos, sino también poder aplicarlos a tu propia vida. Es un esfuerzo continuo, es ser constante, es no abandonar tus metas. Es un ejercicio diario".




Iván Orvay Senén:
"He de construir mi propio futuro"
"Estudiar es mi deber. Mis padres me han pagado la educación. He de seguir y construir mi propio futuro", explica con rotunda seguridad Iván Orvay Senén, que a la pregunta de si su excelencia le convierte en un bicho raro responde: "con mis amigos todo va normal".






Comentarios

Entradas populares de este blog

Hasta Siempre.

Fomentant la COHESIÓ de grup